Inicio Cine 007 al servicio de su majestad

007 al servicio de su majestad

170
0
007 al servicio de su majestad

Hola, soy José Manuel Álvarez, director de Mundo Doblaje y hoy vamos a viajar al corazón del Servicio Secreto Británico, el más famoso del cine y es que yo de pequeño también quería ser 007 como James Bond aunque me quedé en aspirante a “Teniente Colombo” gracias a las gabardinas que me compraba mi madre, pero esa es ya otra historia.
Bienvenido a nuestro viaje al MI5/MI6.¿Me acompañas?

Bond, James Bond… Esta es una de las frases más populares de la historia del cine, del imaginario colectivo y de la literatura universal.
El género de Espionaje y/o de intriga nos ha dejado grandes momentos, novelas memorables y películas inolvidables. Hoy vamos a hacer un pequeño viaje por este pequeño y movido microuniverso, en el que abundan las traiciones, los dobles dígitos con licencia para matar, las mujeres más seductoras, los agentes secretos más famosos del mundo, las organizaciones criminales más letales, las armas más sofisticadas, las mentiras más grandes y también las verdades más pequeñas.
Y mientras tanto querido lector, si quieres emular a nuestro viejo amigo James Bond mientras empiezas a leer esta pequeña historia, te puedes ir preparando su bebida preferida si así lo deseas: “un vodka con Martini seco, mezclado no agitado”, para ambientarte adecuadamente mientras escuchas la célebre música de John Barry que acompaña sus apariciones en la gran pantalla.
Nos remontamos al año 1953 para conocer el origen de la bebida favorita de 007, concretamente viajamos hasta la trama narrada en la novela Casino Royale de Sir Ian Fleming. El siguiente es un momento para la historia.
-«Un Martini seco,» dijo. «Uno, pero servido en una copa de champagne.»
-«Oui, Monsieur.»
-«Un momento amigo. Ponga tres partes de Ginebra Gordon’s, una de vodka, media parte de KinaLillet. Agítelo todo bien hasta que esté helado; entonces añada laralladura de la piel de un limón. ¿Lo tiene?»
-«Por supuesto, Monsieur.» El camarero parecía complacido con la receta.
-«Madre mía; desde luego es un auténtico pelotazo» dijo FélixLeiter.

Bond serio. -«Cuando me tengo… esto… que concentrar,» explicó, «nunca tomo más de una copa antes de cenar. Pero la que me tomo me gusta que sea larga, potente y que esté bien hecha. No me gustan los combinados pequeños y que, además no están bien mezclados. Este cóctel es de mi propia invención y estoy pensando incluso en darle un nombre y patentarlo”.

A continuación vemos en la novela como 007 felicita al camarero, después de tomar un sorbo largo: «Excelente … pero si puede conseguir un vodka que haya sido fabricado a base de grano en lugar de patatas, estará aún mejor», y luego añade, en un aparte, «Maisn’enculonspas des mouches o lo que es lo mismo “No seamos tan finos”.Bond finalmente lo llama Vesper, el nombre del personaje principal femenino de la novela, VesperLynd.
El Vesper de Bond difiere del cóctel habitual Martini, ya que utiliza tanto la ginebra como el vodka, KinaLillet en lugar del vermú seco habitual y laralladura de la piel de un limón en lugar de una aceituna. Aunque hay mucho debate sobre el Vesper, sólo se pidió una vez a lo largo de las novelas escritas por Sir Ian Fleming.
El KinaLillet fue lanzado en 1895 como un aperitivo y tónico. Rápidamente se le conoció como el aperitivo de Burdeos y consistía en una mezcla de vino, quinina y licores de fruta.
En 1920 la compañía lanzó LilletDry para el mercado Inglés, que se mezclaba normalmente con ginebra.
Fue en los años cincuenta cuando se produjo un nuevo boom de los Cócteles que popularizó de nuevo esta bebida en las Islas Británicas. Intentar adquirir Lillet, no parece fácil, aunque no me extrañaría que con la publicidad obtenida por las últimas entregas de las aventuras cinematográficas de nuestro espía favorito, espabilasen en fabrica y empezasen a distribuir de nuevo en serio a toda pastilla en los mercados ¿anglosajones?.

Volviendo a 007, de Casino Royale, SirIanFleming aseguró con gran solemnidad que iba a ser «la historia de espías que acabaría con todas las historias de espías», y en la cual incluyó como ya te he contado, la famosa receta que su personaje aportaría a la historia del Coctel…TheVesper, …. Tiempo después sería suplantado y ensombrecido, por el Vodka Martini por supuesto,El cóctelVesper sólo aparece en dos de las películas de James Bond: Casino Royale y Quantum of Solace. …cosas del marketing o del espionaje, ¿quién sabe?
Un oficial de la Inteligencia británica llamado Ian Fleming. El 19 de agosto de 1942 tuvo lugar el desembarco aliado en Dieppe, puerto francés ocupado por los nazis. Ian Fleming estuvo allí, y lo presenció desde el destructor HMS Fernie. Aquella operación militar que fue un terrible y trágico fracaso de los aliados sin embargo escondía algo muy distinto. Una operación de inteligencia militar del más alto nivel. Tras años de investigación, el historiador canadiense David O’Keefe halló el verdadero objetivo del ataque a Dieppe. El objetivo que motivó aquella incursión suicida era el robo de material de cifrado y en particular, la captura de una máquina Enigma de cuatro rotores.
¿Por qué arriesgar la vida de tantos hombres? La guerra submarina y la supervivencia misma de Gran Bretaña. Los submarinos alemanes estaban equipados con la máquina Enigma y habían dado un nuevo paso adelante para salvaguardar sus comunicaciones de los aliados.El 1 de febrero de 1942 incorporaron la Máquina Enigma de cuatro rotores a sus letales U-Boots. Las combinaciones con las que trabajaban los descifradores británicos se multiplicaron por veintiséis. Tan desquiciados estaban los criptógrafos de Bletchley Park que afirmaron categóricamente que la única solución era “dar un palo”, en otras palabras, robar una máquina Enigma de cuatro rotores. Los británicos se pusieron manos a la obra y crearon una unidad específica para el robo de material de cifrado. Esta fuerza fue bautizada como la 30ª Unidad de Asalto.


David O’Keefe, continuando con su concienzuda investigación, descubrió que esta unidad había sido creada en marzo de 1942. El documento que explica la formación de la 30ª Unidad de Asalto establece que esta fuerza había sido creada para robar documentos y material de cifrado. Dicho documento está firmado por Ian Fleming, Asistente del entonces Director de Inteligencia Naval John Godfrey. Y es que, quien a la postre fuese el autor de las novelas de James Bond, también ostentaba otros cargos en Inteligencia Militar, pues formaba parte de la Ejecutiva de Guerra Política, el Servicio Secreto de Inteligencia y la Dirección de Operaciones Especiales.


Finalmente, esta intentona acabó en una terrible tragedia para la fuerza aliada expedicionaria y no pudieron capturar la máquina de los nazis en aquellas circunstancias. Oficialmente se dice que Fleming aguardó en el navío británico, sin embargo, corre la teoría de que Fleming fue uno de los hombres que personalmente estuvo en el intento de llevar a cabo uno de “los palos” más arriesgados de la Segunda Guerra Mundial… Algo muy en el estilo de su James Bond 007, el agente secreto más famoso del mundo.


Tal vez creas que Sean Connery fue el primer Bond, pero no fue así. Barry Nelson interpretó por vez primera el personaje de James o Jimmy Bond en una versión de la novela Casino Royale para la televisión en el año 1954. Curiosamente Barry Nelson era norteamericano. De hecho el actor soñado por Sir Ian Fleming para encarnar a su personaje no era otro que Cary Grant. Y aunque el personaje de Bond se le ofreció a Cary Grant en 1961, él lo rechazó porque sentía que a sus 58 años era demasiado mayor como para interpretar de forma creíble al agente 007. Aun así, ¿Te imaginas que finalmente hubieran conseguido convencer a Grant para ser Bond, James Bond? Supongo que habría protagonizado Doctor NO, Operación Trueno, Goldfinger, Desde Rusia con Amor, Casino Royale (1967) película en la que se despediría Cary Grant del personaje a lo grande, presentado oficialmente a Sean Connery como su relevo: el nuevo 007. Un Sean Connery que protagonizaría al año siguiente Sólo se vive dos veces, 007 Al servicio de su Majestad, Diamantes para la eternidad, 007 Vive y deja morir y El hombre de la pistola de oro como su última aparición en la serie hasta su vuelta al personaje en 1983 en el remake de Operación Trueno que habría sido Nunca digas nunca jamás… El problema indudablemente habría sido la marcha de Connery a mediados de los años setenta. Yo nunca hubiera elegido a Roger Moore, excepto para interpretar a Felix Leiter y darle a este personaje mayor presencia y continuidad en la saga como la némesis de Bond, menos serio, menos estirado, mucho más divertido, algo excéntrico pero con mucho estilo. En mi opinión el elegido para sustituir a Connery debiera haber sido IanOgilvy, actor muy apuesto y de muy buena presencia física dotado de mucho talento dramático que interpretó acertadamente a Simón Templar en la serie de televisión Las nuevas aventuras de El Santo. Ogilvy habría sido una muy buena elección que habría acercado el personaje al original literario preparando el terreno para lo que vendría después con Timothy Dalton primero y con el actual 007, Daniel Craig.
Pero vaya, esto es pura ciencia-ficción de mi cosecha, nada que ver con lo que realmente ocurrió.
Los actores que le dijeron “NO” a Bond, James Bond 007 forman una larga y sorprendente lista que empieza por CaryGrant y que sigue con Richard Burton, los norteamericanos Burt Reynolds, Adam West (Batman, 1966) y Clint Eastwood, los australianos Gerald Butler, Mel Gibson y HughJackman, el escocés EwanMcGregor, el irlandés ColinFarrell y el británico Liam Neeson. Curiosamente a Mel Gibson al que no convencían ni los millones de dólares puestos sobre su mesa ni tampoco los ruegos de la productora y rechazaba constantemente interpretar a Bond desde la primera vez que se lo ofrecieron, allá por 1994, finalmente acabó siendo rechazado por Albert Broccoli por ser “demasiado bajito” en comparación con el personaje literario cuya estatura ronda entre el metro ochenta y nueve centímetros y el metro noventa, algo muy alejado del metro setenta y siete centímetros del actor australiano y estadounidense nacido en Nueva York y nacionalizado irlandés.


¿A quién me habría gustado a mí ver como James Bond? A Peter O’Toole. El gran actor irlandés de 1,88 cm., de estatura y ojos inmensamente azules creo que se habría marcado un brutal 007. Granuja, socarrón, masculino y algo ambiguo, seductor, frío, vulnerable, serio y violento. Quizá demasiado oscuro para los felices años sesenta del siglo veinte. Sin embargo en mi opinión, creo que una gran opción, seguramente, la mejor habría sido el gran Alain Delon, nacido en 1935 y de 1,77 cm. de altura habría sido la mejor y más perfecta encarnación del Bond literario. Frío, calculador, masculino, provocador, asesino, playboy mujeriego, vividor, elegante, sofisticado, galante, cínico y violento, masculino y viril pero también ambiguo. En resumen, 100% James Bond, inglés de pura cepa pero nacido en Alemania, como en las novelas. Otro actor que hubiera sido a mi modo de ver una opción muy buena para encarnar a 007 después de Sean Connery, habría sido Warren Beatty, de haber sido capaz de imitar el acento británico. Beatty nacido en 1937, de 1,85 cm. de estatura, actor de gran presencia física, masculino y viril habría sido un “heredero” francamente digno y luminoso del primer 007 que habría empezado su andadura con el agente secreto más famoso del mundo a la misma edad que Connery. Con 32 años.
Se abren muchas incógnitas tras la brillante etapa que ha protagonizado el actor inglés Daniel Craig y que va a finalizar con la esperada 007 sin tiempo para morir.


Película ésta que si todo va bien se estrenará en cines el próximo mes de Noviembre. Falta ya poquito pues para ver el anunciado broche de oro a este ciclo de James Bond, un 007 más violento y oscuro que nunca, pero también ha sido el más espectacular, movido, realista y actual.


El Bond caracterizado por Daniel Craig cuenta con el favor del público en las taquillas, en las redes sociales y en los foros de opinión a pesar de los problemas, los boicoteos y las dudas iniciales. Insisto en que ahora vemos a un 007 que es algo bajito, rubio de ojos azules, musculoso, mal encarado, frío, algo rudo, algo antipático, más bien cortante y con bastante mala leche. Una máquina de matar, un asesino trabajando para el Lado Bueno, pero en definitiva, un asesino. Mucha acción, muchas peleas, muchos disparos y explosiones, mucha hemoglobina… Todo bien planificado para atraer la atención del espectador. Hay muchas escenas en Quantum of Solace que me han recordado a Fast&Furious, por citar un ejemplo. Pero casi ninguna me ha recordado a Goldfinger. Eso sí, los créditos de inicio siguen laincreíble tradición de Maurice Binder y los temas musicales son todos fastuosos. Nada que reprochar en esos apartados. Pero creo que en cierto modo el encanto del James Bond 007 que hemos conocido en el pasado, se ha perdido en la noche de los tiempos. Parece como si hoy en día los géneros cinematográficos de Intriga, Misterio o Espionaje se hubieran diluido completamente salvo alguna rara y sorprendente excepción que poco o nada tiene que ver con la manera en que se desenvuelve ahora el agente secreto más famoso del mundo.


Hace muy poquito se rumoreaba fuertemente en las Redes Sociales que el sustituto confirmado de Daniel Craig como 007 iba a ser Tom Hardy, actor protagonista (AlfieSolomons) de la afamada serie Peaky Blinders. Lo cual tiene bastante sentido porque si Daniel Craig ha hecho de Bond un tipo duro y una máquina de matar, creo que Hardy seguiría en la misma línea pero con mayor contundencia, con mayor presencia física, menor estatura y con mayor sex-appeal por un cierto aire canalla y malote que transmite este actor. Hasta ahí, nada que objetar. Pero si lo que quieren es actualizar el clásico, creo que las opciones cambian por completo. Los mejor colocados serían Tom Hiddleston, actor elegante y con mucha clase, además de ser muy apuesto. Y el otro “Outsider” sería Henry Cavill.
En una línea más clásica estarían los veteranos Clive Owen y GoranVisnjic y como alternativa luminosa en la línea Craig a la oscuridad de Tom Hardy estaría el siempre duro y atractivo Charlie Hunnam, probablemente el auténtico heredero de todo lo que representa Daniel Craig, incluso también en lo físico, pero mejorado -1,83 cm. de estatura- y con mucho más encanto, magnetismo y simpatía que Craig.


A Idris Elba no lo veoyo porque 007 al igual que Superman que es un alienígena de raza blanca, Bond es un ciudadano europeo de raza blanca salvo que la Corrección Política y muchos millones de dólares lo impusieran, pero dependiendo de quién sea elegido para suceder a Craig sí que veo a Idris Elba en otros roles. A mi particularmente me encantaría ver a alguien como Janelle Monae o Lupita Nyong’o haciendo de “Felix Leiter”, un personaje que creo debiera tener algo más de peso y continuidad en la saga y no sólo como mera comparsa, también a otros agentes doble 00 participando en la acción aunque sólo fuera por una vez y a los futuros villanos siendo encarnados por actores como Matthew McConaughey, Viola Davis, Jennifer López, Nicole Kidman, Dwayne “The Rock” Johnson, LievSchreiber, Jerry O’Connell, Milla Jovovich, Ron Perlman, Joaquín Phoenix, DanaiGurira, Andrew Lincoln, Jeffrey Dean Morgan o Julia Roberts, por citar algunos nombres.
Hay dos actores a los que me encantaría ver en alguna de las nuevas películas de James Bond 007. Serían JasonStatham y Michelle Rodríguez, creo que podría ser muy divertido tanto si hacen de “buenos” como si hacen de “malos”. Otro punto sería ver un cameo de VinDiesel como Triple X en algún momento de 007, tan sólo el choque de estos dos personajes, tan absolutamente dispares podría –bien llevado- ser de lo más divertido cara al público.
Está claro que “para gustos los colores”, pero es lo que a mí me gustaría ver.


¿Mis películas preferidas de James Bond? Goldfinger, 007 vive y deja morir, Licencia para matar, 007: Alta tensión, Panorama para matar, Moonraker, Al servicio secreto de su Majestad, Diamantes para la eternidad, Desde Rusia con amor, Agente 007 contra el doctor NO, El hombre de la pistola de oro, Casino Royale, Spectre y Quantum of Solace (Daniel Craig), Operación trueno y Nunca digas nunca jamás.


¿Cómo es el James Bond de las novelas de Fleming?
• Frío y calculador
• Sofisticado y galante
• Vividor
• Provocador, cínico y violento
El de Sean Connery es elegante, calculador, galante, sofisticado, masculino y arrogante.
El de Roger Moore es galante, divertido, perfecto, viril, simpático, nada solemne, refinado e incapaz de cometer error alguno.
El de George Lazenby es formal, romántico, elegante, masculino y un tipo de etiqueta. Comparte el mismo color de cabello que el personaje, negro.
El de Timothy Dalton es frío, agresivo, serio, masculino y violento. Es el más fiel al original literario y comparte con el personaje el mismo color de ojos y de cabello. Gris azulado y negro.
El de Pierce Brosnan es dramático, viril, elegante, sofisticado y un tipo de etiqueta. Comparte el mismo color de cabello que el personaje, negro.
El de Daniel Craig es vulnerable, creible por su humanidad, frío, calculador, viril, serio, ingenioso, violento y además es un objeto sexual.
Bueno, pues creo que ahora todos conocemos un poquito más al agente secreto más famoso del mundo. Si te quieres empapar de cine de espías del bueno, te recomiendo ver las películas de Harry Palmer basadas en las novelas escritas por LenDeighton, protagonizadas por Sir Michael Caine como el rubio y gris funcionario británico del MI5 que con sus características gafas de concha tiene que hacer frente a situaciones muy peligrosas. Ipcress (1965), Funeral en Berlín (1966), El cerebro de un millón de dólares (1967), El expreso de Pekín (1995) y Medianoche en San Petersburgo (1996), películas todas ellas muy recomendables para ver.
Harry Palmer no tiene el glamour ni la fantasía de Bond, pero en cambio es un personaje muy realista, es la antítesis de 007.
Y ahora vamos con el rival norteamericano de Bond. Hablamos de MattHelm. Cuatro películas protagonizadas por Dean Martin y basadas en el personaje creado por Donald Hamilton.


A diferencia de las novelas, el MattHelm cinematográfico tiene un matíz cómico del que carecía el personaje literario. MattHelm, agente muy especial (1966), Como la primera película, Los silenciadores fue un rotundo éxito de taquilla, inmediatamente, se rodaron otras tres entregas, protagonizadas también por Dean Martin como MattHelm. Al final de la cuarta entrega, se anunció una quinta película protagonizada por este personaje que iba a titularse TheRavagers, igual que la novela de Hamilton publicada en 1964. Sin embargo, Dean Martin rehusó volver a encarnar al personaje y el proyecto fué cancelado. La mansión de los siete placeres (1970) y Emboscada a MattHelm (1968). Anthony Franciosa interpretó también a MattHelm en una serie de televisión emitida entre 1975 y 1976.


Si un doblaje es bueno, una buena película resulta aún mejor y los doblajes en castellano de 007 siempre han sido impecables. Sus voces en castellano han sido, en la etapa de Sean Connery: Simón Ramírez (Agente 007 contra el doctor No, Desde Rusia con amor, Goldfinger, Operación Trueno y Sólo se vive dos veces), Arsenio Corsellas (Nunca digas nunca jamás y Diamantes para la eternidad), Arsenio Corsellas repitió prestando su voz a George Lazenby en Al servicio de su Majestad, Antolín García y Manuel Cano (Casino Royale, doblaje cines en1967 y redoblaje cines en 1977), Constantino Romero en todas las películas protagonizadas por Roger Moore, Salvador Vidal le prestó su voz a Timothy Dalton (007: Alta tensión y 007: Licencia para matar), Abel Folk hizo lo propio en la etapa de Pierce Brosnan y Jordi Boixaderas en todas las películas protagonizadas por Daniel Craig hasta la fecha.


Así pues yo te recomiendo querido amigo que me estás leyendo –gracias por tu paciencia- que conozcas el universo cinematográfico del agente 007 que tiene muchas virtudes del mejor cine, con momentos muy espectaculares, bandas sonoras míticas, canciones inolvidables, momentos muy divertidos, romances inolvidables, mucho glamour, muchas idioteces –eso también- pero también, momentos de gran cine. Ese que se disfruta en la mejor compañía con unas buenas palomitas y el refresco que más te guste o bien compartiendo “un vodka con Martiniseco, agitado pero no mezclado”. Y como diría Bond, James Bond por boca del inolvidable Constantino Romero prestando su voz a la imagen del también inolvidable Roger Moore; “En el riesgo está el placer”. Así pues, date el placer de arriesgarte y disfrutar de las aventuras del más emblemático de los agentes secretos “Doble Cero”.
Y no olvides ir al cine, es una experiencia realmente bonita y una sensación muy, muy especial, casi tanto o más que visitar el famoso Casino Royale de Sir Ian Fleming.

Anuncios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here