El Ayuntamiento de Alcobendas ha implementado una importante reestructuración en la Policía de Barrio con el objetivo de ampliar las zonas de patrullaje y mejorar la eficacia de los recursos disponibles.

Este modelo policial exitoso se basa en tres pilares fundamentales: la proximidad al ciudadano, la resolución de conflictos a través de mediación informal y la prevención del delito.

El concejal de Seguridad, Carlos Rodrigo, afirma: «Nuestro modelo de Policía de proximidad se centra en el ciudadano como eje principal. Buscamos atender sus necesidades y resolver los problemas asociados a cada distrito, brindando seguridad preventiva a través de una policía accesible en todo momento».

Rocío García Alcántara, alcaldesa de Alcobendas, junto a los ediles de Seguridad y Distrito Centro, ha analizado la reorganización de estas unidades policiales en la sede del Distrito Centro. Estos efectivos trabajan bajo un modelo basado en la prevención, proximidad, proactividad y descentralización, con tres bases policiales distribuidas en cada distrito.

Estrategias de Zonificación y Patrullaje

Para lograr los objetivos de la Policía de Barrio, se ha dividido cada distrito en zonas más pequeñas, responsabilidad de unidades policiales específicas. El fortalecimiento del patrullaje a pie es esencial en este modelo policial, facilitando un conocimiento experto de las problemáticas locales y una estrecha integración con la comunidad.

En el Distrito Centro, se ha aumentado una patrulla a pie y tres parejas de agentes que se encargarán de la seguridad del eje de las calles Constitución y Marquesa Viuda de Aldama. En el Distrito Norte, se ha implementado una patrulla motorizada para una mayor movilidad. Por su parte, en Urbanizaciones, las patrullas de proximidad tendrán una base en la Avenida de Bruselas, 43, brindando servicio principalmente en vehículo, con puntos estáticos de control y patrullajes a pie en áreas comerciales y puntos de aglomeración de personas.

Esta reestructuración pretende fortalecer la seguridad ciudadana, integrando la Policía de Barrio con la comunidad, identificando riesgos y garantizando una mayor presencia en cada área para atender las necesidades de los residentes.