Inicio Esta Pasando Beneficios de entrenar con pesas

Beneficios de entrenar con pesas

221
0

Uno de los 4 fundamentos de la vida sana es hacer ejercicio. La actividad física tiene enormes beneficios, pero hacerla es agotador y requiere tiempo. A los que nunca lo han probado les asaltan las dudas, las informaciones contradictorias… tienen miedo, temen salir perjudicados.

Esta es también una de las razones por las que, a la hora de elegir qué actividad física realizar, muchos recurren a la más sencilla: andar  y correr.

Las razones son comprensibles: correr nos devuelve a la adolescencia, a la infancia. Es algo que siempre hemos hecho hasta cierta edad y no requiere aprendizaje. Caminar ( a paso ligero) es una buena manera de romper mentalmente con la rutina diaria, descubrir nuevos lugares y, admitámoslo, no trabajar demasiado.

Estas dos actividades aeróbicas de bajo ritmo son importantes para perder el exceso de grasa, especialmente cuando se hace dieta. Pero,  la forma ideal de sentirse realmente bien y aprovechar todos los beneficios psicofísicos del entrenamiento es combinar una actividad de baja intensidad con un esfuerzo muscular que aumente la fuerza y la resistencia.

La fuerza muscular favorece más carga y menos repeticiones, la resistencia implica más repeticiones. La ventaja de tener tanto fuerza como resistencia es obvia: la fuerza da literalmente más potencia a tus músculos y te permite ir progresando en tu entrenamiento. La resistencia garantiza que el esfuerzo dure un tiempo razonable para conseguir los beneficios deseados.

En términos fisiológicos y cotidianos, significa: mayor capacidad para realizar las tareas diarias y más frescura muscular cuando se necesita. En resumen, esforzándose con herramientas uno se cansa menos en la vida.

«A nivel muscular, pero también a nivel mental»

Por qué el entrenamiento con pesas es tan bueno para la salud

Hacer ejercicio con pesas no significa necesariamente utilizar máquinas. Es cierto que ir al gimnasio y seguir un programa de entrenamiento con un entrenador personal es mejor que improvisar, pero como te contaré más adelante, puedes hacer un entrenamiento efectivo en casa con un equipamiento básico (colchoneta, barra y mancuernas con carga variable).

Hacer ejercicio con pesas te da confianza

Una vez que empiezas a entrenar con pesas, el progreso no tarda en llegar. Verás «literalmente» cómo crece el músculo al mirarte en el espejo. La tonificación y reafirmación que consigues te da el suficiente impulso emocional para continuar. Y eso es importante porque generas motivación en lugar de buscarla donde no la hay.

El ejercicio con pesas te hará ganar masa muscular

El entrenamiento equilibrado de fuerza y resistencia se refiere a todas las partes del cuerpo, por lo que no es raro que los entrenadores personales elaboren un programa dividido en dos partes (parte superior e inferior del cuerpo). Cuando se quiere perder grasa en una parte específica del cuerpo, hay que rendirse a las reglas fisiológicas. Tienes una gran barriga, pero empiezas a perder peso en la cara, a pesar del esfuerzo en entrenar tus abdominales. El entrenamiento de los músculos es más lineal: crecen los que se emplean. A la inversa: se tiende a perder los que se usan.

A medida que se envejece, los huesos pierden densidad. Si la suplementación dietética de calcio y vitamina D en algún momento resulta insustituible, para prevenir la osteoporosis, se puede actuar de forma preventiva desde una edad temprana trabajando los músculos. De hecho, entrenar tus extremidades con pesas  ayuda a que tus huesos mantengan su densidad, sean más fuertes y resistentes a lo largo del tiempo.

Hacer ejercicio con pesas reactiva y acelera el metabolismo

Un metabolismo especialmente activo le permite quemar más calorías y más grasa. Se ha demostrado científicamente que el entrenamiento con pesas permite quemar más calorías debido al crecimiento de la masa muscular. Los efectos se sienten incluso en las horas siguientes al ejercicio. Si tiene dificultades para perder grasa saliendo a correr o a andar, lo que necesitas es el entrenamiento con pesas.

El entrenamiento con pesas te permite hacer varias cosas a la vez

Lo bueno del entrenamiento físico es que te da impulso y motivación para hacer más. Pero no es casualidad que el entrenamiento en el gimnasio forme parte de la preparación atlética de deportes como el fútbol, el tenis, el baloncesto, la natación y otros. ¿Por qué? Porque al fortalecer los músculos y los huesos se pueden obtener mejores resultados en otras disciplinas. Por eso, si juegas al fútbol sala con tus amigos o bailas, al cabo de un tiempo sentirás el efecto positivo del entrenamiento con pesas: más aliento, resistencia, fuerza muscular, agilidad y potencia.

Tu rutina diaria mejora y tienes más energía

El entrenamiento con pesas libera su energía y te permite organizar mejor tu rutina diaria. ¿Cómo? Simple: con el sueño. El sueño es la herramienta más poderosa que tenemos para «rejuvenecer» nuestro cuerpo. Y bajo un ciclo de entrenamiento, el cuerpo utiliza el sueño para reparar los músculos, recuperar la fuerza y restablecer su energía. Quienes siguen un programa de entrenamiento con pesas organizan mejor su día, duermen mejor, se levantan más descansados y tienen más horas y energía disponibles para hacer más cosas.

Mejora tu sistema inmunológico y protege tu cuerpo

El sedentarismo es una de las causas de muchas enfermedades crónicas que afectan al metabolismo. Prevenirlas es imprescindible, ya que el envejecimiento las favorece. El entrenamiento con pesas protege contra las enfermedades cardiovasculares, la aparición de la diabetes de tipo 2, los accidentes cerebrovasculares, la osteoporosis, la artritis reumatoide y la artrosis. El entrenamiento con pesas es una de las terapias para la recuperación del peso y la masa muscular en pacientes con cáncer.

Es un factor de ralentización del envejecimiento

Por último, pero no menos importante, el efecto combinado de todos los beneficios que he enumerado anteriormente es que el entrenamiento con pesas es una estrategia antienvejecimiento. Mucha gente piensa que la pérdida de tono muscular es una consecuencia del envejecimiento, pero es exactamente lo contrario: el envejecimiento es una consecuencia de la pérdida de tono muscular. Trabajar la fuerza y la resistencia significa garantizar una vejez más activa y vivible, llena de vitalidad. La longevidad sólo tiene sentido si puedes moverte y ser independiente en tu vejez.

Cómo comenzar mi entrenamiento. 

Puedes dejarte aconsejar por alguien que ya haga ejercicio en el gimnasio o seguir una lista de reproducción en YouTube, pero ten cuidado de no cometer errores. También hay que tener en cuenta la nutrición: el crecimiento muscular se puede mejorar adecuadamente sabiendo lo que hay que comer y cuándo . Tampoco hay que pasar por alto la parte de la suplementación nutricional. Y, lo más importante de todo, empezar con el entrenamiento. Adelante!!!!!!

Anuncios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here