Inicio Aprender a Cocinar desde Cero Consejos para hacer dieta y adelgazar

Consejos para hacer dieta y adelgazar

284
0
consejos para hacer dieta y adelgazar

Preguntas que hay que hacerse antes de empezar una dieta

No hay día en que no se hable de una nueva dieta en los medios de comunicación o en Internet. Las dietas de adelgazamiento tienen un ciclo como la moda. Luego quizá reaparezcan ajustados, rebautizados y adaptados a las tendencias del momento, en un ciclo continuo.

Junto con los falsos mitos sobre las dietas, que a menudo contradicen los principios de una nutrición adecuada, la información sobre las dietas circula rápidamente por la red.
Las características son reconocibles

  • El sensacionalismo inicial debido a una inteligente estrategia de marketing
  • El carácter restrictivo que a menudo se centra en un tipo de nutriente o un aspecto característico
  • Un supuesto punto fuerte que no tienen las dietas anteriores
  • El famoso que lo avala
  • La difusión en línea a través de hashtags en las redes sociales, vídeos, sitios, blogs y foros
  • Al mismo tiempo, estas dietas vienen acompañadas de términos como «desintoxicación», «limpieza» o toman de la parafernalia léxica típica de los regímenes dietéticos

Una dieta que se pueda mantener en el tiempo debe asegurar que tenemos al menos dos objetivos principales:

  1. La primera es alimentarnos en el sentido más estricto, es decir, darnos los nutrientes necesarios para el metabolismo y las actividades diarias.
  2. La segunda es educarnos en un estilo de vida saludable, lo que no significa dejar de lado los placeres y comer sólo alimentos insípidos. Al contrario.

Siguiendo estos dos objetivos puedes informarte mejor, pero no es fácil porque todo el mundo busca la píldora mágica, el «todo y ahora». Así que aquí están las 5 preguntas que deberías hacerte antes de empezar una dieta.

    • ¿Cuál es mi verdadero objetivo?
    • ¿Es a corto o a largo plazo?
    • ¿Necesitaré tomar suplementos nutricionales?
    • ¿Cómo afectará esta dieta a mi vida social?

¿Cuál es mi verdadero objetivo?

Si el objetivo es perder peso, le pido que preste atención a las definiciones. La pérdida de peso es científicamente irrelevante desde el punto de vista de la pérdida de peso. O más bien: no dice toda la verdad. Si el objetivo es perder peso, hay que perder grasa. Pero la pérdida de grasa no se consigue sólo con la dieta.

En cualquier caso, la pérdida de grasa comienza con la restricción de calorías, donde la nutrición está fuera de control (es decir, comes más de lo que necesitas, demasiado, y tienes sobrepeso). Por último, tenga en cuenta que la pérdida de grasa no es lineal y que rara vez sigue nuestros deseos. Esperas deshacerte de tu barriga, en cambio pierdes peso en la cara. La genética y el estilo de vida influyen al menos tanto como la elección de alimentos.

Un consejo es ser específico en cuanto al objetivo. «Perder peso» es mucho más vago que «perder 1 kg de grasa al mes».

¿Es a corto o a largo plazo?

El inconveniente de tantas dietas que circulan por los medios de comunicación es que se hacen pasar por recetas milagrosas que pueden dar resultados inmediatos.

Pero hay que tener en cuenta un factor: nuestro cuerpo funciona por adaptación. Hace todo lo posible para adaptarse y crea las condiciones para hacerlo. Puede adaptarse incluso a un régimen dietético estricto, pero no lo hace sin consecuencias. La adaptación lleva tiempo y, por tanto, contrasta con la ilusión de quererlo todo de inmediato.

Por lo tanto, si el objetivo es perder peso y hacerlo a corto plazo, hay que hacer consideraciones «médicas». Si la dieta es a largo plazo, hay que evaluar el impacto que tendrá en términos de adaptación.

Esto también se aplica a la filosofía dietética que elijas. Los que opten por la dieta vegana tendrán que tener en cuenta la suplementación dietética de vitamina B12. Y eso nos lleva a la siguiente pregunta.

¿Necesitaré tomar suplementos dietéticos?

Esta pregunta tiene dos objetivos. La primera es entender si la dieta implica tomar suplementos en lugar de alimentos, y la segunda es entender si los suplementos complementan lo que se come.

Una dieta deficiente en nutrientes obliga a tomar suplementos, pero ¿es sostenible en el tiempo? Una dieta que sustituya ciertos alimentos por suplementos puede seguir siendo deficitaria.

Al final, hay que guiarse por los principios de una nutrición adecuada y complementar donde y cuando sea necesario. La ingesta de suplementos en dosis bajas, pero constantes, es útil a lo largo del tiempo para evitar la formación de microdeficiencias y, por lo tanto, debe considerarse independientemente de las opciones nutricionales.

¿Necesitaré hacer ejercicio?

Como sabes, el entrenamiento físico es uno de los 4 fundamentos de la vida sana.

Sin hacer ejercicio estamos un detonante de salud, felicidad y bienestar relacional.

Hacer ejercicio tiene tantos beneficios que es inútil repetirlos aquí. En cambio, hay que destacar que «el entrenamiento y la dieta» deben ir de la mano. No se puede considerar objetivamente la necesidad de perder grasa y no ayudarse con el ejercicio.

Es contraproducente por muchas razones, la más importante es que centra todo el déficit calórico en la dieta, a pesar de todo. Si no combinas tu nueva dieta con el ejercicio, no puedes esperar resultados a largo plazo. Porque te verás obligado a hacer demasiados sacrificios.

Incluso a nivel social y de relaciones. De hecho, como pregunta final…

¿Cómo afectará la dieta a mi vida social?

¿Cómo vas a ser capaz de mantener un plan de alimentación que te obliga a hacer tantos sacrificios que evitas comer algo socialmente?

Si nos reunimos en la mesa significa que hay una razón: la función social de la comida está bien documentada por estudios antropológicos de todo tipo. Algunos estudios han demostrado que comer solo aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades metabólicas.

Las dietas pueden aislarte, hacerte perseguir falsos objetivos, alterar tus prioridades y, en definitiva, afectar a tu estado de ánimo. Así que considera la posibilidad de elegir un plan de alimentación que no implique renunciar a cosas que puedan hacerte sentir mal. El ayuno intermitente, tan de moda últimamente, obliga a eliminar una o dos comidas. Pero si esto te obliga a saltarte citas sociales y relacionales, como cenar juntos en casa, ¿realmente merece la pena?

Cuidar tus hábitos alimenticios es un paso importante. Pero hay que hacerlo con conocimiento, para no tener los resultados contrarios.

Anuncios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here