Inicio OPINION Edmundo Bal y Fernando Alonso

Edmundo Bal y Fernando Alonso

453
0
edmundo bal y fernando alonso

La carrera hacia el éxito nunca es fácil, desde las trincheras de la política o desde el box, dos hombres y un destino: La lucha por la victoria o, quizá, por la supervivencia

De mundo completamente diferentes, uno, soñaba con ganar grandes pleitos, el otro, grandes carreras. De perfiles y personalidades  muy diferentes pero, con un mismo objetivo: El triunfo.

Edmundo Bal. La apuesta de Inés Arrimadas y el «verdugo» de Ignacio Aguado

Le podríamos llamar, el hombre serio de Ciudadanos. Una marca blanca, un valor seguro en cuanto a discreción, saber estar….. Un político recién llegado, abogado del estado de profesión y que, mientras no se demuestre lo contrario, esta en política por la defensa de las ideas y por el amor al servicio público. Cercano, casi pegado a Inés Arrimadas desde el principio, es el único activo de valor con el que cuenta la formación naranja para «cagarla» lo menos posible en las elecciones madrileñas.

Ignacio se quita, Edmundo se pone. Una estrategia a la desesperada de última hora, sin primarias ni pasos previos que ponen de manifiesto el «momento político» que esta viviendo Ciudadanos. En ocasiones, ya hemos usado como muletilla aquella canción del inigualable Julio Iglesias, «Unos que vienen, otros que se van», el problema es que aquí (en ciudadanos), últimamente todos se van. La caída libre que (y perdonen por repetirme también con esto), cada día, acerca más la vuelta de Albert Ribera. Un Albert, candidato a Presidente con el Partido Popular. Se admiten apuestas:).

Fernando Alonso o el síndrome de Peter Pan

Si he de ser sincero, yo siempre he sido más de motos que de coches. Pero… en motos, si nada raro sucede, Marc Márquez se comerá otra vez el turrón en lo más alto del podio.

Cuando este chico, ya cuarentón, gano sus primeros mundiales, fue toda una proeza y un boom en nuestro país. Luchador incansable, fue, poco a poco, comiendo la merienda a Michael Schumacher hasta que se hizo con algo, hasta el momento, impensable. Dos Campeonatos del Mundo con un Renault.

Ahora, después de… ganar en otros sitios, se lanza de nuevo  a la arena, con unas ganas que asustan y con un coche, que de nuevo, puede que le coma la partida a los Mclaren y Ferrari.

Con un Carlos Sainz Jr. mirando de reojo, Fernando le mete caña a su monoplaza para dar la campanada de nuevo. Y es que, deportistas así no nacen todos los días. Suerte compañero.

Nos vemos en la próxima

Anuncios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here