Inicio Cine El Amor en el Cine

El Amor en el Cine

246
0
el amor en el cine

A lo largo de nuestra vida, todos hemos oído hablar del amor, del amor verdadero, de la búsqueda del amor, de la pasión romántica… ¿Qué hay de verdad? ¿Cuánto hay de mito? ¿Y qué hay de falso?

Muchas veces me han preguntado, incluso en la radio, ¿Cuál es el secreto de una relación amorosa larga? Hombre, lo primero es que no hay ningún secreto. Lo importante, lo realmente importante es sentirse atraído por la otra persona. En mi caso, por una mujer. Y no es sólo sentirme atraído únicamente por el físico o por su sexualidad. Debe haber algo más profundo, más interesante, más divertido, más inteligente. En caso contrario sería cuestión de un día, de una tarde, de una noche, de planchar un colchón, intercambiar fluidos –como dicen los norteamericanos en las películas- y listo, a otra cosa mariposa.

¿Realmente se puede querer a otra persona, pero quererla de verdad, de una vez, con todo y para siempre? Pues yo creo que sí, Siempre y cuando te enamores.

Enamorarse no es sólo gustarse, es mucho más que eso. Te pueden gustar los ojos de una mujer, pero te enamoras de su mirada, de lo que sus ojos transmiten con ella. Te pueden gustar sus caderas, pero te enamoras de su forma de caminar, del ruido que hacen sus pies cuando camina por la calle, cuando camina descalza por casa, cuando se levanta de la cama o cuando sale de la bañera. Te puede gustar su cuerpo, claro que sí, pero te enamoras de la persona que hay dentro, de lo que la estremece, le hace palpitar y sentir. Te puede gustar su sonrisa, pero te enamoras de su risa, de todo lo que le hace reír y de su sentido del humor, porque te hace feliz a ti y también te hace reír.

¿Existe la magia entre dos personas? Sí, porque los abrazos son mágicos, curan y procuran calidez humana y felicidad. Es como una sonrisa, puede que no te diga nada o justo al contrario, te alegra el día, la semana y la vida entera.
Muchas de estas cosas pueden parecer tópicos, horteradas e incluso tópicos rosa, por así decirlo. Pueden parecerlos, hasta que los experimentas en tus propias carnes, es entonces cuando te das cuenta de que un tópico lo ves o lo lees y una experiencia la vives en primera persona.

El amor romántico es un mito machista, hombre, yo diría que el amor no es ni puede ser solamente sexo. El sexo es algo más bien a corto plazo que termina rápidamente y no siempre de forma satisfactoria para las dos partes implicadas, mientras que el amor es una relación a largo plazo y que cuanto más tiempo dura es señal de que funciona, porque los sentimientos perviven y sobreviven hasta el final o incluso más allá del final, algo que nadie sabe con certeza por razones obvias. El sexo con amor es muy bonito, puede ser muy satisfactorio y hasta maravilloso.

El sexo puede hacer que una noche sea inolvidable pero el amor puede hacer que una vida sea inolvidable o que mientras dure, sea inolvidable.
Habría que añadir también para ser justos y fieles a la verdad, que el sexo casual sin tomar las debidas precauciones además de inolvidable puede convertirse en una pesadilla de funestas consecuencias.

Es evidente que muchas relaciones de pareja acaban mal, fatal, por desgracia. Rupturas, separaciones, divorcios… y en medio de todo ello, también hay discusiones, infidelidades, peleas, malos tratos, idas y venidas, etc. Esto es así y ha sido así desde siempre.
No hay una póliza de seguro contra estas cosas y el que diga lo contrario, miente como un bellaco.

La que si tenemos todos a nuestra disposición es la paciencia, la comprensión, la racionalidad, la compasión y la empatía. Hay que aprender a saber escuchar a los demás, especialmente a quien realmente tenga algo interesante y de valor que decirnos y mucho más a la propia pareja. Es un ejercicio personal de generosidad que cada uno debe hacer con la mejor actitud. Aprender de los errores ajenos es una buena escuela para no repetirlos y dañar a quien se ama.
Como dijo el astronauta Kris Kelvin en Solaris, el clásico literario y cinematográfico de la Ciencia-Ficción: “El amor se siente, pero no se puede explicar”.

Probablemente es así. Habrá quien se lo encuentre, habrá quien no lo encuentre nunca y habrá el que nunca se lo haya creído hasta que se lo encontró de sopetón cuando menos lo esperaba.

El Amor en el Cine

Regreso al Futuro

En la película Regreso al futuro, es el instinto por la supervivencia lo que mueve al bueno de Marty McFly a subirse a bordo de la máquina del tiempo de su mejor amigo. Doc Emmett Brown, pero es el amor lo que le lleva en 1955 a intentar salvar a su familia, su presente y su futuro y sobre todo, Marty quiere salvarle la vida a Doc, por el cariño que siente por él. De hecho, en la trilogía de Regreso al futuro, es el poder del amor lo que guía las acciones del héroe de la historia. Marty McFly, un chaval que quiere a sus padres, a sus hermanos y a su novia. De hecho, Marty salva su propio futuro y la que será su mujer y los hijos de ambos al final de Regreso al futuro III.

No es casualidad que el tema musical principal de la banda sonora de la película se titule El poder del amor (The Power of Love · Huy Lewis and The News) y que otra de las canciones más significativas de la maravillosa banda sonora de Regreso al futuro sea El cielo está un paso más adelante (Heaven is One Step Away · Eric Clapton).

Superman

Si nos fijamos en otro gran clásico del cine como es Superman (Richard Donner, 1978) es el amor que siente por Lois Lane, lo que lleva a Clark a desafiar las enseñanzas de su padre biológico y a salvarla cambiando la rotación del planeta Tierra y haciendo que el tiempo retroceda lo justo como para poder evitar que Lois muera. Clark no pudo salvar a su padre terrestre, Jonathan Kent, pero sí que intervino con todo su poder para salvar a la mujer que ama.

De hecho, en la secuela Superman II, Clark le revela a Lois quien es y lo que es y lo hace únicamente por amor renunciando a todos sus poderes por ella, por amor a Lois Lane.

Grease

¿Qué es el musical Grease si no una historia de amor? El amor hace que un macarra se convierta en un buen chico para poder estar junto a la chica de la que está enamorado. Ella es una buena chica, pijita, inocente y finolis, pero buena de corazón.

Love Story

Una de las novelas y una de las películas más románticas y de mayor éxito de la historia del cine es Love Story.

Love Story. La Película

El film es un drama del año 1970, con un guion de Erich Segal basado en su propio best-seller y dirigida por el canadiense Arthur Hiller​.

Love Story ha sido considerada como una de las películas más románticas de todos los tiempos según el American Film Institute (número 9 de la lista). Los personajes protagonistas fueron interpretados por Ali MacGraw y Ryan O’Neal.
Tuvieron personajes secundarios el veterano Ray Milland y un jovencito Tommy Lee Jones. Gracias a su apariencia juvenil, MacGraw logra interpretar a un personaje que tenía 25 años de edad cuando termina la trama de la película, siendo que en realidad la actriz cumplió 32 años en 1970, año en que se produjo la cinta. El personaje de Oliver Barrett IV fue rechazado por Beau Bridges, Michael York y Jon Voight. Ryan O’Neal fue elegido por recomendación personal de Erich Segal, quien había trabajado con el actor anteriormente en la película La prueba del valor (Michael Winner, 1970) de la que Segal había escrito el guion y O’Neal interpretaba el personaje de Scott Reynolds, uno de los protagonistas de esta cinta.

Love Story. El libro

La novela fue lanzada el 14 de febrero de 1970, el Día de San Valentín. Algunas partes de la historia aparecieron originalmente en el Ladies Home Journal. Love Story se convirtió en la obra literaria de ficción más vendida en la década de los años setenta en los Estados Unidos y fue traducida a más de 20 idiomas.

Autor: Erich Segal
Género: Novela rosa
Cantidad de páginas: 131
Editoriales: Harper,Hodder & Stoughton
Adaptaciones: Love Story (1970), Love (2008), Historia de Oliver (1977)

Argumento

Oliver Barrett, proveniente de una opulenta familia, es un joven estudiante de Harvard entregado al deporte y a su vida en la universidad. Jennifer Cavalleri, de 24 años, es estudiante de música y arte, es de origen italiano y trabaja como bibliotecaria. Un día Oliver pide un libro en la biblioteca y le sorprende para bien el descaro de la muchacha. Así pues Oliver la invita a tomar café…

A partir de aquí se inicia una historia vieja como el mundo, pero que no perderá su belleza estremecedora ni su poderoso impacto sentimental por mucho que se repita.

Esta novela combina con maravillosa ternura la juventud, el amor y la tragedia humana. En resumen, las paradojas de la vida. A veces, casi siempre, la felicidad dura apenas un instante, pero no cabe duda de que hay instantes que merecen la pena vivirse y hay instantes por los que merece la pena vivir toda una vida.

La película, dirigida por Arthur Hiller y protagonizada por Ryan O’Neal y Ali MacGraw. Logró siete nominaciones a los Premios Oscar y se alzó con la estatuilla a la Mejor Banda Sonora Original. Es la historia de un amor como no hay uno igual.
Dos jóvenes universitarios se conocen en Harvard y se enamoran al instante. Sin embargo, el suyo es un amor prohibido. Él es Oliver Barrett IV, hijo de un poderoso banquero y pertenece a un clan familiar que lo tiene todo en la vida; ella es Jenny, una joven que estudia gracias a su talento y su insuperable esfuerzo y también al de sus padres, que son humildes inmigrantes italianos. Pese a las claras diferencias sociales, ambos se enamorarán y lucharán para que ese romance sea posible. Cuando la tempestad parece que ha terminado, una grave enfermedad, la leucemia hará que se enfrenten a un reto mayor que el de las clases sociales enfrentadas de las que cada uno procede. Este es un reto, el reto de sus vidas, un desafío que afrontarán unidos por el amor y juntos hasta el final. Con mucha tristeza, finalmente adquiere todo el sentido esta frase: “El amor significa no tener que decir nunca lo siento”.

Love Stroy En España

El estreno en nuestro país de Love Story fue todo un acontecimiento social. Así lo atestigua la crónica de la Agencia EFE: El film se estrenó en Madrid el dia 27 de Septiembre del año 1971. El entonces Príncipe don Juan Carlos asistió a la gala celebrada a beneficio de la UNICEF con motivo del estreno de la película en el cine Palacio de la Música de Madrid.

El tiempo pasa

Ryan O’Neal y Ali MacGraw reanudan su particular historia de amor. Las dos estrellas de nuevo protagonizan una historia de amor en plena madurez, pero esta vez en el teatro. Han pasado ya cuarenta y cinco años y la química que un día les unió ha vuelto a manifestarse en el escenario, esta vez en un teatro, con la obra Love letters. Si en su momento fueron el paradigma del amor juvenil, que lucha contra los obstáculos que aparecen en el camino, conquistan ahora de nuevo como una pareja madura –MacGraw tiene 76 años y O’Neal, 74-, intercambiando cartas de amor. Una obra que no requiere memorizar mucho texto, ya que este está escrito en las epístolas que leen, algo que es un alivio para Ali como ella ha comentado.
La amistad entre los dos actores ha permanecido inalterable a pesar de que en torno a los años noventa Ali abandonó Los Ángeles y se retiró de la atención pública. Los que no hayan visto la película no deberían seguir leyendo puesto que Ryan hizo un spoiler en toda regla durante la presentación de la obra, hace algunas semanas. “Es como una extensión de la película que hicimos hace unos años. Para mí es como si ella no hubiera muerto y hubiéramos estado juntos todo este tiempo. Y se puede ver lo que nos ha ocurrido”.
“La mayoría de nosotros nos arrepentimos de algo en nuestra vida. Cuanto más vives, más veces echas la vista atrás y te das cuenta de que algo no estuvo bien o de que otra cosa fue una decisión realmente buena” dijo MacGraw, que añadió que la química entre ambos “siempre se ha mantenido viva”. Fue gracias a una imagen en la que aparecían los dos juntos recordando Love Story, como consiguieron el papel puesto que, tras verles, los productores les llamaron inmediatamente.
Actualmente (2015) el montaje está haciendo un tour que les llevará de gira por varias ciudades estadounidenses como Los Ángeles, Boston, Dallas, Baltimore, Detroit y Hartford en los próximos meses.
Volvemos a Love Story, la película que marcó un punto y aparte en las respectivas carreras profesionales de Ali MacGraw y Ryan O’Neal, un punto de inflexión que les llevó a la cumbre, aunque no ganasen el Oscar de Hollywood. Pero sí que se ganaron el favor del público, las buenas críticas y un gran éxito mundial de taquilla que les garantizaron un lugar merecido en el Parnaso cinematográfico que ha trascendido al paso del tiempo. A ello contribuyó una banda sonora maravillosa, dramática, triste, muy inspirada, compuesta por el gran Francis Lai en el marco de una película realizada bajo una dirección y producción impecable, sencilla y directa y una historia de amor realista pero sin final feliz.
Recuerdo que una mujer me comentó hace un par de años que ella leyó el libro siendo una adolescente y le impactó de tal manera que decidió entonces que si alguna vez tenía una hija, le pondría de nombre Jennifer como la protagonista de Love Story. De hecho a Ali MacGraw se le atribuye el mérito de que muchas familias les pusieran a sus hijas el nombre de Jennifer a lo largo del año 1970. Tanto fue así que “Jennifer” ascendió al número uno en la lista de los nombres de niñas. Un puesto que ocuparía durante catorce años en los Estados Unidos.
Y si quieres saber qué le ocurrió después a Oliver Barrett IV, tienes que ver y/o leer Historia de Oliver. Una secuela protagonizada de nuevo por Ryan O’Neal y también por la maravillosa actriz Candice Bergen.
El amor, para muchos de nosotros –creo- es la mayor fuerza del Universo.
Hoy te he hablado del amor en La Tribuna de Madrid Norte. Es un placer para mí escribir aquí para ti. Como siempre te digo, lee, vive y disfruta del cine. Si amas el cine, amas la vida. Y por supuesto, yo te recomiendo que veas el cine como más te guste. Lo que yo te puedo decir es que amo el cine y amo el doblaje español, me sale así del corazón, es una pasión que me entusiasma.
Y si ahora me pides un consejo, te diré que ames de corazón todo lo que hagas, tal vez te sientas mejor contigo mismo y con el mundo y tal vez incluso logres que los demás también se sientan un poquito mejor. Algo que en cualquier momento es bienvenido y que ahora, en estos tiempos tan oscuros que vivimos, lo es mucho, muchísimo más sin ningún lugar a dudas.

Anuncios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here