estufas de leña, como funcionan y cuanto te ahorras

«Lo que hay que saber sobre una estufa de leña»

Una estufa de leña no es más que una cámara de combustión cerrada con una entrada de aire que regula la combustión y luego convierte la energía en calor. Es el sistema de calefacción natural más eficaz junto con la clásica chimenea. Sin embargo, una estufa de leña es mucho más práctica y menos costosa que una chimenea, ya que con un pequeño suministro de leña, el coste de la estufa se puede recuperar en muy poco tiempo.

Las estufas de leña más usadas son las de hierro fundido, estas, tienen mayor capacidad a la hora de «conducir» el calor . Este,  se propaga de forma muy eficaz y el aire caliente que se genera entra en la rejilla situada debajo de la estufa y se distribuye por toda la habitación gracias a una serie de ventiladores.

como funciona una estufa de leña

La estufa de leña pertenece a la categoría de estufas de combustibles renovables, ya que la emisión de dióxido de carbono es insignificante y, por tanto, se respeta el equilibrio medioambiental. La estufa de leña es excelente para calentar incluso habitaciones grandes, aunque no sean enormes, y no requiere un mantenimiento continuo. Por último, una de sus ventajas es el tiempo de combustión de 24 horas: el calor de las brasas sigue ejerciendo su función: dar calor.

  • Como Amueblar una Cocina pequeña
    Las cocinas pequeñas pueden ser un desafío debido a limitaciones de espacio, pero con la planificación adecuada y consejos valiosos esto puede cambiar totalmente. Vea algunos consejos valiosos […]
  • Como decorar▶️Estilo industrial[LA GUIA]
    Casas con decoración industrial La decoración industrial (o industrial urbana como a veces se le llama) combina un diseño utilitario con texturas desgastadas y la calidez de las […]
  • Decoración de habitaciones pequeñas
    UNA una habitación pequeña puede parecer distinta o limitada por sus escaso metros, pero menos espacio no es necesariamente un problema mayor que tener una habitación grande o […]

¿Cómo funcionan las estufas de leña?

Una estufa de leña consta de un sistema de ventilación, una cámara de combustión y una chimenea.

La estufa funciona con madera o leña, que lo podríamos denominar, su combustible. Una estufa de leña puede ser una buena fuente de calefacción para toda una casa, si el tamaño es pequeño, o puede ser un complemento del sistema de calefacción principal, por ejemplo en una sola habitación. Por eso, antes de comprar uno, hay que valorar bien su funcionalidad dentro la casa o espacio donde la vayamos a poner. En función de esto, valoraremos el comprar una de mayor o menor tamaño.

¿Cómo utilizar una estufa de leña?

En primer lugar, hay que coger «trozos» , colocarlos de manera transversal  para que pueda pasar el aire. Entre cada tronco, es una buena idea colocar ramas secas . Antes de encender el fuego, es imprescindible abrir las entradas de aire.

Cuando la madera empieza a arder, puedes ajustar el aire para que los troncos ardan con una llama alta. Si el aire frío se ha acumulado en la chimenea, ésta no puede funcionar correctamente. En este caso, mantén las puertas de la estufa abiertas para que circule el aire.

Regulación del Aire en las estufas de leña

En una estufa, el aire de combustión se regula mediante un «tirador» que, tras medir la cantidad de aire, permite modificar la intensidad de la llama y, por tanto, la producción de calor según las necesidades del momento. En la práctica, cuando la leña arde, dependiendo de lo abierto que lo tengamos, la llama será más o menos intensa. Cuanto más abierto este, antes se consumirá la leña que hemos metido. Un termino medio sería lo adecuado. Además, evitar abrir constantemente para meter más leña.

Encender las estufas de lecha por las noches

No es muy aconsejable dejar una estufa de leña encendida por la noche. A menudo se hace llenando la estufa de leña, ajustando el tiro al mínimo y así, se consigue que el calor dure más tiempo.  Sin embargo, si se hace así, la cantidad de oxígeno es insuficiente, la  estufa produce mucho humo y residuos, que luego se acumulan en los conductos de humos y también pueden afectar al buen funcionamiento de la chimenea. Por lo tanto, incluso por la noche, se debe garantizar un buen flujo de aire en el hogar para evitar problemas futuros  y dormir con seguridad, disfrutando de un calor agradable.

Diferencias entre las estufas de leña y las de convección

Por último, es importante saber que existen diferentes tipos de estufas de leña. Las estufas convencionales tienen calor radiante, que concentra el calor en las proximidades de la estufa y pierde su eficacia a pocos metros de distancia. Debido a esta característica, este tipo de estufas, son ideales para espacios o habitaciones pequeñas

Para las habitaciones más grandes, las estufas de leña de convección son ideales. A diferencia de las estufas de leña convencionales, liberan el calor de manera uniforme en la habitación y ahorran hasta un 40% de leña. Este tipo de estufa, gracias a unas características de transmisión de calor bien calibradas, transforma la energía contenida en la leña en aire caliente y calor de forma mucho más eficaz, garantizando un mejor rendimiento con menos potencia.

Ahorrar con estufas de leña

La estufa de leña también tiene otras ventajas, como el ahorro de dinero Al mismo tiempo que calienta la casa y, en primer lugar, la habitación donde se encuentra, produce agua caliente y cocina los alimentos. No es casualidad que la cocina de leña haya sido siempre conocida como «cocina económica».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here