Inicio Esta Pasando ¿Qué diferencias hay entre la quimioterapia y la radioterapia?

¿Qué diferencias hay entre la quimioterapia y la radioterapia?

45
0
que diferencias hay entre radioterapia y quimioterapia

En este artículo tratamos de explicar las diferencias entre la quimioterapia y la radioterapia, dos terapias muy comunes en el tratamiento del cáncer.
En caso de que se diagnostique un cáncer, los médicos disponen de diferentes terapias, en función de la naturaleza de la enfermedad, su evolución, su grado de propagación, etc.

En general, los oncólogos disponen de varias armas,

Vigilancia activa: para determinados tipos de tumores, que tienen un curso y una evolución muy lentos, se realizan una serie de análisis y controles de seguimiento, sin intervenir. Si la enfermedad se acelera, se da el siguiente paso.
Cirugía: es la técnica más utilizada, obviamente si las condiciones lo permiten. A continuación se extirpa la masa tumoral, muy a menudo después de haber sido tratada con ciclos de quimioterapia y/o radioterapia, generalmente para reducir su tamaño y evitar la propagación de metástasis.
Radioterapia: consiste en el uso de rayos X para dirigir las células cancerosas y destruirlas.
Quimioterapia: consiste en el uso de fármacos para impedir la duplicación de las células.
Terapia hormonal: se utiliza para tratar ciertos cánceres sensibles a las hormonas, como el de mama y el de próstata.
Fármacos biológicos o molecularmente dirigidos: son fármacos que pueden detectar las células malignas y ayudar a destruirlas.
Inmunoterapia: se utilizan fármacos para estimular el sistema inmunitario, que destruye las células cancerosas.
La elección de la terapia es el resultado de una serie de evaluaciones realizadas por el oncólogo y su equipo.

En el imaginario colectivo, pero también estadísticamente, las más comunes son la radioterapia y la quimioterapia. Profundicemos  en las diferencias entre la quimioterapia y la radioterapia.

¿Qué es la radioterapia?

Como se ha mencionado anteriormente, la radioterapia es un tipo de tratamiento del cáncer basado en el uso de rayos X.

Existe una diferencia entre las dosis de rayos X administradas durante los exámenes de diagnóstico, como los rayos X convencionales, y las utilizadas en la radioterapia.

En el primer caso, el objetivo es sólo ver el interior del cuerpo, por ejemplo para detectar una fractura ósea, mientras que en el segundo caso el objetivo es detectar células tumorales, distinguiéndolas así de las sanas, y golpearlas con rayos X para destruirlas.

De ello se deduce, como puede imaginarse, que en la radioterapia las dosis de rayos X son mucho mayores que en una radiografía ordinaria.

Es una técnica muy utilizada, estadísticamente en cerca del 40% de los casos, en algunos casos combinada con cirugía o quimioterapia.

A diferencia de la quimioterapia, como veremos, la radioterapia ha alcanzado hoy en día niveles de precisión muy elevados, lo que permite dirigirse a las células tumorales sin dañar las sanas.

Sin embargo, pueden producirse daños en las células sanas, pero afortunadamente éstas son capaces de regenerarse rápidamente tras ser alcanzadas por los rayos X de la radioterapia.

En el primer caso, la fuente que emite los rayos X está fuera del cuerpo, como en una radiografía simple. En el segundo caso, se hace desde el interior, utilizando sondas o líquidos radiactivos.

  • Trucos para mantener la casa limpia con mascotas
    Si bien nuestras mascotas pueden ser una compañía fantástica, también pueden ser malolientes y sucias y ser portadoras de parásitos como pulgas y gérmenes. Bolas […]
  • Técnicas de respiración controlada
    Respiración controlada: características y cómo hacerla La respiración controlada aprovecha los procesos respiratorios en nuestra esfera consciente y nos permite observar sus características: ritmo, cadencia […]
  • Soledad: que es y como superarla
    Estar solo, sentirse solo, estar solo. Todos nos hemos sentido así muchas veces. Sin embargo, la soledad también puede convertirse en una patología. Hablamos de […]

¿Qué es la quimioterapia?

Como sugiere el término, la quimioterapia implica el uso de sustancias químicas, concretamente de fármacos.

Estos fármacos se denominan «citotóxicos», ya que actúan impidiendo la replicación de las células.

Se ha comprobado que las células cancerosas se reproducen mucho más rápido que las sanas, por lo que es fundamental detener este proceso.

La quimioterapia es un tratamiento agresivo que se utiliza para tratar los tumores de rápida propagación.

Por desgracia, a diferencia de la radioterapia, los fármacos utilizados durante la quimioterapia no distinguen entre las células sanas y las cancerosas, lo que provoca numerosos efectos secundarios y debilita considerablemente al paciente.

Hemos dicho que la quimioterapia trata de impedir la reproducción de las células cancerosas, que son más rápidas que las sanas.

De hecho, algunas células sanas del cuerpo tienen una vía de reproducción muy similar, en términos de velocidad, a las células cancerosas.

En particular, las células de la sangre, los bulbos pilosos y el sistema digestivo.

Por ello, los efectos secundarios más inmediatos y evidentes son la anemia, la diarrea, la disminución del sistema inmunitario y la caída del cabello.

No obstante, la quimioterapia ha demostrado su eficacia en el tratamiento de muchos casos de cáncer, por lo que sigue siendo tan utilizada.

La quimioterapia se administra en ciclos, que varían en función de la enfermedad, su extensión, la gravedad de la situación y otras valoraciones realizadas por el oncólogo.

El fármaco puede administrarse por vía oral, en forma de comprimidos, inyectarse en una vena o por vía intramuscular, en la columna vertebral, directamente en un órgano o cavidad corporal.

Anuncios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here