Quiero comprar un Puf ¿Cuál es el mejor?

Qué es un puf?

El pufes una alternativa económica al tradicional sofá. Son cómodos y al mismo tiempo versátiles desde muchos puntos de vista. Como hace tiempo que son una referencia importante en el sector para muchos consumidores, decidimos indagar en el asunto, buscando los mejores puf´s.

Te contamos  sus principales características, centrándonos en qué aspectos debes tener en cuenta para poder seleccionar el más adecuado. También puedes ver aquellos que a nosotros nos han gustado más.

¿Cómo elegir el mejor puf?

Pero, ¿Cómo elegir el mejor puf? A este respecto, hemos decidido centrarnos en algunos factores específicos que puedes tener en cuenta.

Acolchado

A diferencia de los sillones tradicionales, los puf´s no suelen tener una estructura de soporte propia. Se basa esencialmente en la presencia de una carcasa bien cosida con un material acolchado suave en su interior.

Hoy en día, la mayoría de los modelos del mercado están hechos de bolas de espuma de poliestireno (de diferentes tamaños). Se trata de un material de origen no animal, que garantiza la comodidad y la practicidad al mismo tiempo. Algunos productos también pueden rellenarse con aire, aunque son más incómodos que los de poliestireno.

Tejido exterior

Si la tapicería es un aspecto importante, también lo es el revestimiento exterior. El material más utilizado para la construcción de los mismos, es el PVC, que se utiliza hoy en día para muchos fines y en muchos sectores. Es ante todo cómodo al tacto, pero sobre todo fácil de limpiar.

También garantiza una buena resistencia, lo que permite que  dure mucho tiempo. Otros tipos de materiales, igualmente válidos, son el nylon y otros tejidos similares. En cualquier caso, es importante comprobar de antemano la calidad y la mano de obra de estos materiales para evitar comprar un producto deficiente y que se estropee con facilidad.

Tamaño y forma

Por último, pero no menos importante, encontramos el tamaño y la forma. Hoy en día existen con forma de mano, otros redondas o con diversos diseños geométricos. Se trata de cuestiones que deben decidirse en función de las propias necesidades y de aspectos puramente subjetivos. También hay que tener en cuenta que las características propias de los puf´s  permite utilizarlos en la pared (como si se  tuviera respaldo) o tumbados en el suelo, como si fueran un gran cojín sobre el que acostarse.

¿Qué tipos de pufs hay?

Los puf´s más comunes que nos podemos encontrar en el mercado, son

  • Los Puf clásicos :el puf clásico suele ser un taburete bajo, redondo, cuadrado o rectangular, con una estructura totalmente tapizada. En el mercado les tenemos  de todos los tamaños, desde el más pequeño hasta el tamaño XXL. Se adaptan a todos los estilos y a todas las habitaciones de la casa, y los tejidos y colores elegidos marcarán la diferencia.
  • Los Puf tipo pera o saco: como es de imaginar, este tipo de puf´s se caracterizan por ser más anchos en la parte inferior a la altura del asiento y más estrechos en la punta, casi formando un respaldo Por lo general, estos pufs son bastante grandes y, en ocasiones, pueden llegar a tener el tamaño de un sillón y servir de sofá.
  • Los Puf tipo cama: puf´s normales, que por las noches se pueden extender y convertir en cama. Una solución práctica que, por ejemplo, puede ser de gran utilidad cuando tenemos invitados
  • Los Puf tipo cojín: ideales para el dormitorio o para un salón grande. Son el «colmo del relax», suaves, enormes donde tumbarse como si fuéramos gatos.

 

¿Por qué comprar un puf?

Como decíamos al principio , un puf representa una alternativa válida a los sofás  tradicionales. Algunos de los principales beneficios son:

El bajo precio que tienes: un puf, debido a la falta de estructura y un diseño más simple, muestra un costo mucho menor que cualquier tipo de sofá o butaca que podamos encontrar en el mercado.
Fácil de transportar: la ligereza y la ausencia de soportes permite cambiarlo de un lugar a otro sin ningún tipo de problema.