salud

Inicio salud

Salud: ¿Qué significa exactamente?

El término salud proviene de la palabra latina "salus": salvación, seguridad e integridad. Desde los orígenes del uso de la palabra salud hasta la actualidad, se han dado varias definiciones, hasta llegar a la actual de la OMS, que es aceptada y tiene importantes implicaciones. Sin embargo, antes de conocer la definición de la OMS, echemos un vistazo a la evolución del concepto de salud en la historia del pensamiento occidental.

En la antigua Grecia, el concepto de salud estaba ligado a la religión, donde la salud era un obsequio de los dioses y la enfermedad un castigo de los mismos.

Ya con Hipócrates, la salud adquirió una connotación secular y se identificó con la fuerza vital innata que permite reequilibrar las desarmonías causadas por la enfermedad.

Con la Ilustración, gracias al desarrollo de las ciencias, se investigaron las causas fisiológicas que subyacen a la enfermedad y la medicina se convirtió en un conocimiento científico ligado a los conceptos de causa y efecto para ser investigado a partir de la experiencia.

La definición de salud de la OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) fue una de las primeras instituciones en pronunciarse sobre el derecho a la salud. Como ya se ha mencionado, proporcionó una definición clara y consensuada de la palabra salud, con importantes implicaciones. Por tanto, la salud es un "estado de completo bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de afecciones o enfermedades". La OMS también define el concepto de bienestar psicológico como "un estado de bienestar emocional y psicológico en el que el individuo es capaz de utilizar sus capacidades cognitivas o emocionales, desempeñar su función en la sociedad, responder a las exigencias de la vida cotidiana, establecer relaciones satisfactorias y maduras con los demás, participar constructivamente en los cambios del entorno y adaptarse a las condiciones externas y a los conflictos internos".

También afirma que el derecho a la salud es un derecho fundamental. Todo ser humano, independientemente de su raza, religión, opinión, situación económica y social, debe disfrutar del mayor nivel de salud posible. Por lo tanto, la salud no es simplemente la ausencia de enfermedad.

Prevención primaria para la protección de la salud

Pero, ¿Cuándo surgió el concepto de cribado y prevención? En 1982, los epidemiólogos Richard Doll y Richard Peto publicaron la primera lista de los principales factores de riesgo que contribuyen a la aparición de determinadas enfermedades. Por primera vez, pasaron de un enfoque puramente curativo a uno preventivo. La prevención desempeña un papel fundamental a la hora de minimizar el riesgo de enfermar y permite al Sistema Nacional de Salud reducir los costes de los medicamentos y terapias que salvan vidas. Hoy en día, la prevención primaria se considera la mejor arma disponible para combatir la aparición de enfermedades y salvaguardar la salud humana. Por lo tanto, consiste, ante todo, en actuar sobre los factores de riesgo para reducir las posibilidades de enfermar. ¿Cómo? Mediante medidas de seguridad laboral y equipos de protección personal. Concienciando sobre los hábitos y estilos de vida de riesgo, y limpiando los lugares de vida y trabajo de agentes patógenos. En segundo lugar, la prevención tiene que ver con el diagnóstico precoz de las enfermedades y la detección de su aparición lo antes posible para garantizar el mejor tratamiento y su prontitud.

Factores de riesgo para la salud

¿Qué son exactamente los factores de riesgo? Son condiciones o comportamientos que aumentan la probabilidad de desarrollar una enfermedad. Pueden clasificarse en factores de riesgo modificables (como el comportamiento y el entorno) y factores de riesgo no modificables (como la edad, el sexo y la composición genética), es decir, aquellos que no dependen de la voluntad humana. Es necesario tenerlos en cuenta en el contexto de una prevención cuidadosa y específica para facilitar el diagnóstico precoz.

Factores de riesgo modificables

Por lo tanto, los factores de riesgo modificables incluyen todos los comportamientos que causan enfermedades o las empeoran. Entre ellas se encuentran la obesidad y su relación con las enfermedades cardiovasculares y de otro tipo, las dietas pobres en frutas y verduras que aumentan el riesgo de desarrollar cáncer, y el tabaquismo y su relación con el cáncer de pulmón. O al consumo excesivo de alcohol y a un estilo de vida sedentario. La exposición a agentes patógenos también es un factor de riesgo modificable.

La nutrición como forma de prevención

Una dieta adecuada minimiza el riesgo de enfermedad. La ingesta de calorías debe ser proporcional a las calorías quemadas, evitando las dietas hipercalóricas o hipocalóricas. La obesidad es un problema generalizado en los países industrializados. La malnutrición es otro problema que afecta a los países industrializados. En Europa, entre el 13 y el 29% de la población sufre desnutrición por defecto. El porcentaje se eleva al 60% en el caso de los ancianos en residencias y al 40% en el caso de los hospitalizados, donde los costes de la alimentación diaria se reducen continuamente (hasta la fecha una media de 3-5 euros al día por paciente). A nivel general, la desnutrición es responsable del debilitamiento del sistema inmunitario, la debilidad muscular y el aumento del riesgo de muerte. En el ámbito hospitalario, provoca estancias más largas y aumenta los costes y los riesgos de infecciones en el hospital.

El alcohol como factor de riesgo de la salud

El abuso del alcohol está relacionado con más de 60 enfermedades. Su nocividad reside en ciertas sustancias como el etanol y el acetaldehído. Cuando el alcohol se consume en pequeñas cantidades, puede aportar algunos beneficios al sistema nervioso. Según una investigación científica publicada en Scientific Reports, facilita la eliminación de ciertas toxinas, incluidas las asociadas a la enfermedad de Alzheimer. Además, algunas sustancias contenidas en el vino tinto tienen poderes antiinflamatorios y de protección cardiovascular.

El ejercicio físico como beneficio para el cuerpo y la mente

El ejercicio físico regular previene las enfermedades crónicas y mejora al mismo tiempo la salud mental. Entre las actividades recomendadas están los paseos al aire libre y en el campo, y limitar en lo posible el uso del transporte. De este modo, los beneficios también tienen un impacto positivo en el medio ambiente. Los expertos recomiendan caminar al menos 30 minutos consecutivos cada día a una velocidad sostenida. Por lo tanto, no son las grandes actividades deportivas las que son especialmente buenas para mejorar la salud, sino el movimiento practicado de forma constante y vinculado a pequeñas elecciones para combatir el sedentarismo.

El tabaquismo: un mal para la calidad de vida

El consumo continuado de tabaco, en forma de puros, cigarrillos y pipas, reduce no sólo la duración de la vida sino también su calidad. El tabaquismo es responsable del cáncer y de las enfermedades crónicas. Los carcinógenos de la combustión actúan en sinergia con otros carcinógenos para aumentar las posibilidades de desarrollar neoplasias, no sólo en el sistema respiratorio. El tabaquismo activo acelera el proceso de envejecimiento de la piel y disminuye las defensas inmunitarias del organismo. La exposición al humo de segunda mano también es perjudicial, especialmente en los niños, y está relacionada con el desarrollo de cáncer de pulmón.La contaminación ambiental como factor de riesgoHay diferentes tipos de contaminación. De ellos, la contaminación del agua y del aire son los más perjudiciales para la salud y son responsables de cerca del 2% de las muertes prematuras. Los contaminantes incluyen productos de combustión como las dioxinas y el benceno, gases como el ozono y algunos productos químicos como el uranio y el gas radón.El entorno de trabajo como factor de riesgoEn el entorno laboral, como ya se ha mencionado, la salud puede verse amenazada por una serie de carcinógenos. Los más comunes en los entornos laborales son el amianto, las aflatoxinas, el benceno y las aminas aromáticas. Según un estudio europeo, el número de trabajadores expuestos a agentes cancerígenos  es de unos 4.200.000 de un total de 21,8 millones de trabajadores. Para todos aquellos que desarrollan formas particulares de enfermedad profesional, la ley prevé prestaciones sociales y económicas. Además de la indemnización por los daños biológicos sufridos y la disminución de la capacidad laboral, tienen derecho a una indemnización completa por daños y perjuicios, reclamando la responsabilidad contractual y extracontractual.

Salud y medio ambiente: cómo proteger la Tierra y al hombre

0
La salud y el medio ambiente forman un binomio inseparable. Los efectos sobre la salud humana del daño ambiental son innegables. De hecho, existe...

Los niveles de obesidad en Europa empiezan a ser preocupantes

0
Según las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, la obesidad ha alcanzado proporciones epidémicas y es necesario actuar ya para detener esta...

¿Cómo aumentar los niveles de serotonina de forma natural?

0
La Serotonina o hormona de la felicidad Lo primero, porque a lo mejor no lo sabes, decirte que la serotonina es una de las denominadas...

Las verdaderas razones por las que ir al psicólogo

0
Cada vez se habla más y mejor de ello. Influencers, celebridades, amigos o conocidos. Te contamos algunas de las razones por las...

¿Cómo reducir el estrés y la ansiedad?

0
Si buscas una forma de relajarte y olvidarte del estrés y las tensiones cotidianas, aquí tienes algunas técnicas que puedes poner en práctica fácilmente...

Beneficios de las flores de caléndula para la salud

0
Las flores de caléndula contienen grandes cantidades de antioxidantes (flavonoides y carotenoides), ácidos grasos (como los ácidos linoleico y caléndico), luteína y...

La Hidrocinesiterapia: ¿Qué es? ¿Qué beneficios tiene?

0
¿Qué es la hidrocinesioterapia? La hidrocinesioterapia es un método de rehabilitación que utiliza las propiedades físicas del agua, en ausencia de componentes farmacológicos disueltos en...

Beneficios del Senderismo para la Salud

0
En las últimas décadas, el mundo occidental,  se han concentrado en torno a los centros urbanos o las grandes urbes. Las ciudades,...

Los sacos de Semillas y sus beneficios para la salud

0
¿Qué son los sacos o almohadas de semillas? Las almohada o sacos  de semillas son una pequeña bolsa de tela que, como su nombre indica,...

Deportes recomendados contra el dolor de espalda

0
Cuando sufrimos dolores de espalda y somos deportistas, es importante elegir bien el tipo de deporte que podemos o debemos realizar