Inicio Esta Pasando Spotify Connect La Batalla del Sonido

Spotify Connect La Batalla del Sonido

337
0

SPOTIFY HIFI: EL REY SE SUMA A LA BATALLA

En un episodio de la serie The Simpsons, el cabeza de familia, Homer, fantasea con tener banda sonora en los distintos momentos y situaciones de su vida. Un día lo consigue y logra que a medida que avanza su jornada los efectos y la música se adapten, con pasajes de ira, relajación, suspense etc. Eso es más o menos lo que supone Spotify para nosotros, apuntalado en gran parte por su propio sistema de emisión, denominado “Connect”.

Con 345 millones de usuarios activos mensuales y 155 millones de suscriptores de pago, Spotify es el rey de las plataformas de audio en la nube o de streaming sonoro, como prefiráis.
Aunque no era un clamor, un buen número de usuarios premium teníamos la inquietud y la necesidad de contar con una opción de audio sin pérdidas, más, a medida que sus competidores, léase Tidal, Deezer o Qobuz, ya contaban con la posibilidad de reproducir pistas en alta definición con un sobrecoste.
El último golpe en la mesa lo da Amazon con su plataforma HD a un precio muy atractivo, 15 euros y capacidad de reproducir archivos de muy alta definición.

El anuncio, con más sombras que luces.

Apadrinado por la cantante Billie Eilish, que protagoniza un video explicativo y subraya la importancia de escuchar la música tal y como el artista y el productor la concibieron, Spotify HiFi nace con más incertidumbres que realidades palpables.
Hasta donde sabemos su evolución será progresiva, comenzando por EE.UU, Canadá y algunos países europeos hasta su paulatina extensión al resto del globo. La fecha de su lanzamiento, también opaca, oscila entre el “más tarde” y el “a finales del año”, aunque mucho nos tememos que este en este extremo ha habido un lost in traslation. Siendo fieles a su versión original en inglés encontramos later in the year, para que luego cada cual se entienda.

La Calidad de Spotify Connect

¿Calidad?. Pues hasta el momento te podremos decir que será equiparable a la del CD. En este sentido podemos afirmar que este aspecto técnico aun no desvelado será crucial para la futura plataforma de alta fidelidad, porque al audiófilo le interesa sobremanera con el fin de exprimir su sistema. Aquí el precio es una cuestión menor, porque son tan parejas las tarifas que piden unos y otros, que no será un factor que incline la balanza hacia uno u otro.
Si nos ceñimos al comunicado y hacemos un ejercicio de futurología, con solo calidad CD la plataforma quedará corta frente a sus competidores. Recordemos las características básicas del CD, con velocidad de muestreo de 44.1Khz y 16 bit de resolución frente a los 24 bit y 192Khz que ofrecen sus competidores o los archivos de muy alta definición “MQA” de Tidal.
Lo que sí han aclarado es que el nuevo servicio estará disponible únicamente para los suscriptores premium y que será compatible con Connect, el protocolo exclusivo de Spotify para lanzar audio a los dispositivos. De hecho, están en conversaciones con fabricantes de componentes electrónicos para que el HiFi de Spotify sea plenamente compatible con dicho protocolo. Siendo malpensandos, ¿están dándole bombo a esta fabulosa compatibilidad porque saben que técnicamente serán inferiores?. Sacad vuestras conclusiones.
En resumen
Como decíamos al comienzo del artículo no sin cierto tono de broma, Spotify es lo más cercano a ese sueño de Homer de tener tu propia banda sonora. Gracias al bluetooth y a Connect, el equivalente al Airplay de Apple, puedes salir a pasear con el mismo album en los auriculares, pasarlo al equipo de casa y de ahí al coche mientras te diriges a hacer la compra.
Spotify ha hecho las cosas muy bien. Su hegemonía no es casual. La elección de un formato con pérdidas de lo más decente, Ogg Vorbis, una resolución decente capaz de moverse fluidamente cuando tiramos online de wifi o de tarifa de datos y con un compromiso razonable con la calidad de audio; su propio protocolo para lanzar audio; un catálogo con un fondo de armario muy extenso; una aplicación sencilla y completa; la adición de podcast a los muchos álbumes que ya posee… Y así podíamos seguir un buen rato más pero no es el objeto del presente artículo.
Aquí, lo que va a pesar en gran medida es no solo el precio sino la resolución de los archivos. Las versiones HiFi de las plataformas tienen un tipo de cliente gourmet. No es que solo esté dispuesto a pagar por la ausencia de publicidad o una resolución más alta, sino que muy probablemente haya hecho una inversión en un sistema de calidad y por tanto, quiera exprimirlo. Es como tener un Lamborghini y nunca llevártelo a un circuito para explorar sus límites de forma segura.
Si lo que ofrece Spotify es “tan solo” calidad CD, se quedan cortos, a pesar de la legión de adeptos que ya tienen. Los suecos están obligados a dos cosas, a no irse demasiado en precio y a equiparar a Deezer o Amazon Music HD en los parámetros técnicos. Porque aunque el camino es cuesta abajo, hay tenemos a Tidal con sus superarchivos MQA, quizás la punta de lanza del audio actualmente, aunque también es cierto que a cambio de 20 euros mensuales, el precio más alto de todas las opciones de las plataformas lossless.
Sea como fuere, los melómanos audiófilos estamos dando palmas a las orejas, con la llegada al corral de este gallo tan altivo y lozano. Bienvenidos a la alta definición.

Anuncios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here