Inicio Cine Conoce a Wonder Woman o la mujer maravilla. Sus comics, películas…

Conoce a Wonder Woman o la mujer maravilla. Sus comics, películas…

243
0
wonder woman o la mujer maravilla

Patty Jenkins dijo esto sobre Gal Gadot: “Ella comparte todas las cualidades con su personaje y no exagero para nada. Es una de esas cosas raras que suceden muy de vez en cuando. Necesitas a alguien que pueda parecer Wonder Woman en la pantalla… De vez en cuando, hay un reparto de superhéroes que trasciende, porque esa persona es tan auténtica con el personaje que se identifica absolutamente con ellos, tal y como había sucedido antes con Lynda Carter (La primera Mujer Maravilla) y con el inolvidable Christopher Reeve (Superman).

Aquí tienes el perfil de Wonder Woman o La mujer maravilla:

Nombre: Diana
Otra identidad: Diana Prince
Profesión: Restauradora y conservadora de arte
Lugar de nacimiento: Isla de Themyscira
Parientes conocidos: Reina Hipólita (madre, fallecida en los cómics), General Antíope (tía, fallecida), Donna Troy (hermana), Ftía (prima, fallecida).
Base de operaciones: Nueva York y Themyscira (también Gotham y Londres).
Afiliación: Liga de la Justicia de América
Altura: 1,80 m.
Peso. 63,50 kg.
Color de ojos: azules
Color de pelo: negro
Primera aparición en cómics: (histórica) en All Star Comics número 8 USA (Invierno de 1941); (actual) Wonder Woman (2ª serie) número 1 USA (Febrero de 1987).
Wonder Woman es Diana, hija de Hipólita y antigua Princesa de las amazonas de Themyscira. Ella es el espíritu reencarnado de una niña humana que murió en el vientre de su madre hace aproximadamente 30.000 años y que las diosas griegas resucitaron para poner fin a los planes de Ares, el dios griego de la guerra. Estas diosas griegas, junto con Hermes, el heraldo de los dioses, canalizaron ese espíritu a través de una escultura de arcilla que había confeccionado la propia Hipólita y le insuflaron la vida. Tras recibir poderes especiales por parte de los dioses del Olimpo, Diana participó en secreto en el torneo del que saldría elegida la amazona más fuerte y poderosa para enfrentarse a la perversidad del dios de la guerra. Ella salió victoriosa y, en calidad de Campeona de Themyscira, derrotó a Ares antes de que pudiera provocar el holocausto nuclear que exterminase a toda la humanidad.
Apodada por la prensa internacional como Wonder Woman (y bautizada así en honor a su madre, Hipólita, que más tarde viajó en el tiempo hasta la Segunda Guerra Mundial donde hizo uso del nombre y del traje de Wonder Woman), Diana se convirtió en la embajadora de Themyscira para el mundo exterior -el que las amazonas denominan «el mundo patriarcal “o “el mundo de los hombres”.
Dotada de la fuerza de Gea, la madre Tierra, Wonder Woman es una de las heroinas más poderosas del planeta Tierra, junto a Superman, El Detective Marciano y Shazam (Capitán Marvel de D.C. Cómics). Ella puede volar a velocidades supersónicas. Y es tan veloz que puede desviar balas con sus brazaletes plateados. También viste a menudo su armadura ceremonial de combate, fabricada por la artesana Palas, cuando se enfrenta a enemigos poderosos como son Devastación o Imperiex. Durante un corto período de tiempo, Diana experimentó incluso una trascendencia divina y se unió al panteón de los dioses, convirtiéndose en diosa de la verdad. Renunció a su divinidad y recuperó su existencia mortal para defender de manera activa a los inocentes y promover los ideales pacíficos de la diosa Gea. Diana comenzó una gira mundial para promocionar los principios de las amazonas que aún sigue llevando a cabo a día de hoy. Myndi Mayer, la grosera publicista de Diana, logró introducir la imagen de Wonder Woman en todos los periódicos y tertulias de televisión de Estados Unidos antes de morir repentinamente por una sobredosis.
Haciendo un poco de historia familiar, Hipólita, la antigua Reina amazona, y su hermana Antíope gobernaron la nación de Themyscira hasta que su ciudad quedó arrasada por Teseo y el semidiós saqueador Heracles. Tras ser violada y humillada por el propio Heracles, Hipólita consiguió liberar a sus guerreras amazonas. Junto a ellas, fue guiada por las diosas olímpicas hasta una isla paradisíaca donde volvieron a construir la nación de Themyscira. Hipólita que anhelaba ser madre, esculpió entonces la forma de un bebé con la arcilla de Isla Paraíso. Las diosas y Hermes, el heraldo de los dioses, dieron vida a la figura de barro. La niña se llamó Diana en honor a una gran guerrera amazona. Troia es Donna Troy, la hermana perdida de Wonder Woman. Cuando Diana era una niña y vivía en Themyscira, se sentía sola y quería alguien con quien jugar, pues ella era la única niña de la nación de las amazonas. La hechicera Magala lanzó un conjuro y le dio vida a un reflejo de Diana, transmitiéndole una porción de su alama. Durante seis meses, Diana tuvo una hermana secreta, una gemela idéntica, creada a partir de su propia energía vital. El maligno Ángel Oscuro, queriendo vengarse de la Reina Hipólita, secuestró por error a Troia creyendo que se trataba de Diana, y utilizó su magia para obligarla a vivir una serie de vidas tortuosas, todas ellas con un trágico final. Con cada resurrección, el fragmento de alma se fortaleció y se transformó, convirtiéndose en una entidad completamente distinta. En su última vida, Troia se reencarnó en la hija de Dorothy Hinckley, una madre soltera.
Dorothy llamó a su hija Donna poco antes de fallecer de cáncer. Donna fue dada en adopción y entró a formar parte de un mercado negro de compraventa de niños. El edificio donde la retenían se incendió, pero Donna escapó de una muerte segura gracias a Rea, la titán mítica, que se la llevó consigo al planeta Nueva Cronos. Donna tiene su base de operaciones en Nueva York, forma parte de Los Titanes, trabaja como fotógrafa en los Estudios Aurora, que fundó a los 19 años junto a otras dos compañeras de estudios. Resulta casi imposible mentir a Donna y entre sus amigos más cercanos se encuentran dos importantes miembros del grupo de superhéroes conocidos como Los Jóvenes Titanes (Teen Titans). Me refiero a Starfire y Nightwing.
En lo que se refiere a las armas y el equipo de combate de Wonder Woman, tenemos sus brazaletes, el lazo mágico, el jet invisible, su tiara e incluso las sandalias de Hermes.
Empezaremos por el Jet invisible de Wonder Woman. Su tecnología procede de un ser alienígena que formaba parte de una conciencia superior conocida como «El Anillo». Este ser se separó del Anillo cuando este se estrelló en la Tierra y fue descubierto por los invidentes lansanarianos. Este ser no tenía ningún recuerdo de su vida antes del accidente y adoptaba las formas que los lansanarianos necesitaban. Estos más adelante entregaron la tecnología alienígena a Diana como regalo. Se vinculó a ella y se convitió en un arma transparente y cambiante que tomaba principalmente la forma de un avión invisible. Cuando la Reina Hipólita se convirtió en Wonder Woman, viajó con el avión atrás en el tiempo hasta la década de 1940 y lo utilizó como vehículo durante La Segunda Guerra Mundial. Tras regresar al tiempo presente, el ser se convirtió brevemente en la Cúpula de las Maravillas, una fortaleza flotante desde la cual Diana podía combatir el mal, hasta que una parte de su tecnología pasó a ser el jet invisible actual, una aeronave espacial subsónica capaz de ocultarse de casi cualquier medio de detección.
Wonder Woman posee el lazo de la verdad de Hestia. Forjado a partir del cinturón dorado de Gea (que perteneció a Antíope, la tía de Diana), el dios Hefesto lo transformó en una soga de oro puro. En él se concentran los poderes que Hestia le otorgó a Diana. Aquellos que quedan atrapados por el lazo se ven forzados a decir toda la verdad. la soga es prácticamente indestructible y brial como si estuviese ardiendo, pero no quema.
Los brazaletes plateados de Diana se forjaron a partir de los restos de la égida de Zeus, un escudo impenetrable fabricado con la piel de la cabra Amaltea, que amamantó al propio Zeus cuando era niño. Lo cual, le otorgó la energía de la que nació El Olimpo de los dioses. Cronos, el padre de Zeus, astilló el escudo y Atenea y Hefesto fundieron los restos para crear el valioso premio que se entregaría a la más digna de todas las amazonas, sus mayores seguidoras. Los brazaletes son -obviamente- irrompibles y Diana, con su increíble velocidad, es capaz de desviar las balas con ellos. Cuando Diana los cruza para protegerse tanto del impacto de cualquier proyectil, incluso de los de mayor tamaño como del daño que pueda provocar una explosión o una colisión contra una superficie rígida, los brazaletes generan un pequeño escudo de energía.
Y para los que aún os preguntéis quién es ella
Os voy a recomendar un cómic para disfrutar este mes de Agosto.

¿Quién es Wonder Woman?

No products found.

Un cómic de Allan Heinberg y Terry Doodson.
Por Brian K. Vaughan, Diciembre de 2007.
Además de ser productor y guionista del ya clásico de la televisión “Perdidos” (Lost), Vaughan es también el co-creador de “Y, el último hombre”, “Ex-Machina” y “Los leones de Bagdad”. Una vez, escribió una historia de Batman, en la que Clayface se comía a Wonder Woman cuyo destino es convertirse en un clásico.
Una introducción de Brian K. Vaughan
Es la pregunta que muchos autores han intentado responder, a menudo sin éxito, durante más de 60 años. Aunque comparta la estatura emblemática de Batman y Superman, Wonder Woman ha disfrutado de menos tramas verdaderamente memorables que los otros dos personajes, y por intentarlo no ha sido.
No obstante, nadie ha dicho que fuera fácil pelear con una amazona.
Me parece que es tan difícil describir a esta mujer porque ella es un mar de contradicciones. ¿Una guerrera que ama la paz? ¿Una defensora de la dignidad de las mujeres que por ahí vestida con ropa interior azul con estrellitas? Y eso por no mencionar que una diosa con el poder de volar necesita un jet invisible para desplazarse de un lugar a otro del planeta o bien para moverse libremente por la ciudad…
Para comprender esta dualidad tan contradictoria, habría que empezar por el Doctor William Moulton Marston, su creador, un inventor ingenioso cuyo hito, el detector de mentiras, sirvió como inspiración para el famoso Lazo de Hestia o El Lazo de la Verdad ¿O fue al contrario?.
Marston, hombre polémico y de moral cuestionable, también fue un digamos pionero de las teorías feministas modernas, y un hombre comprometido con lo que algunos considerarían una relación pseudo polígama y anacrónica con dos mujeres, que a menudo exploró por medio de relatos del masoquismo y la sumisión. Quería crear un ejemplo para los jóvenes y, al mismo tiempo, satisfacer los deseos de sus lectores varones.
En lugar de ignorar estas incoherencias aparentes, el guionista Allan Heinberg decidió asimilarlas, y por está destinada a convertirse en un clásico la compleja trama que escribió para Wonder Woman.
«Descubrí las historias de Allan en Young Avengers, una serie de la Marvel donde manifestó un afecto reverencial y un profundo conocimiento de los personajes antiguos, pero también el ingenio y la astucia, ambas cosas marca de la casa, con que llevaba a aquellos héroes, mejor dicho, a aquellos superhéroes por rumbos inesperados.
A esta saga, aporta ese don y varios más, sobre todo durante un giro final que no voy a estropear aquí, un cambio radical para Diana Prince y su alter ego que, en mi opinión, hace que Wonder Woman resulte más interesante incluso que sus colegas varones de los escalones superiores del panteón de D.C. Cómics. También me encanta cómo se llega a conocer al personaje a través de un elenco secundario construido con brillantez, en el que destacan elementos ya olvidados como Némesis, a quien Allan y sus amigos insuflan nueva vida».
Y hablando de amigos, no hay palabras que describan a Terry y Rachel Dodson, que tal vez sean la pareja con más talento de la historia del cómic. Se encuentran entre los pocos autores que comprenden que «sexy» no significa siempre «voluptuosa» y que la feminidad nunca implica debilidad. Sea con el espectáculo de una escena de acción épica, sea con el drama producido durante una tranquila conversación en una azotea, contemplar su forma de narrar es siempre una maravilla. Todos estos elementos se combinan para dar lugar a un relato por el que valió la pena esperar cuando se publicó originalmente en la serie regular. Y ahora que se puede leer de un tirón en esta preciosa recopilación, ese relato echa a volar.

La trama

Hace casi un año que nadie ha visto a Diana, la guerrera amazona que ha cedido el manto de Wonder Woman a su hermana Donna Troy.
Pero cuando Diana regresa por fin, lo hace de incógnito con su anterior identidad de Diana Prince, ahora agente secreto del Gobierno estadounidense y miembro del Departamento de Asuntos Metahumanos. Y su primera misión consiste nada menos que en salvar la vida de Donna Troy, un reto que le obligará a enfrentarse a sus peores enemigos. Sin embargo, ¿Volverá Diana a asumir su identidad de Wonder Woman?

Y ahora, nos vamos al cine. Wonder Woman: Las Películas

Hay dos estupendas películas sobre la Princesa amazona, ambas protagonizadas por la maravillosa actriz y modelo israelí Gal Gadot y dirigidas por Patty Jenkins.
En la primera de estas cintas (2017) vemos la historia de Diana y como poco a poco se convierte en la más poderosa de las amazonas de Themyscira. Es noble, idealista, apasionada, valiente, decidida, inteligente, sincera y fuerte, además de una mujer bellísima. Todo en su vida cambia bruscamente cuando llega un hombre al paraíso de las amazonas. Él es Steve Trevor, un valiente militar norteamericano que es perseguido por soldados alemanes.
Hay una cruenta batalla entre alemanes y amazonas y una seria amenaza exterior para la supervivencia de su Reino. Esa terrible amenaza es La Primera Guerra Mundial, la guerra que acabará con todas las guerras o que arrasará de una vez por todas con el género humano. Diana toma partido por Steve y le ayudará en la más peligrosa de las misiones para conseguir la ansiada paz, el armisticio o una cruel trampa diabólica preparada para acabar con ella y con los héroes que la acompañan.
Pero la guerra deja profundas cicatrices en las personas y también en los superhéroes. No hay excepciones para nadie y el idealismo se puede convertir en decepción y cinismo incluso cuando han sucedido enormes actos de valor, sacrificio y heroísmo para salvar las vidas de los inocentes…
Fabulosa es la música compuesta por el gran Hans Zimmer para el film y espectaculares los créditos de inicio y la historia de cómo fueron creadas las mujeres, divinas criaturas de Zeus y que todos conocemos como las amazonas.
En la secuela, Wonder Woman 1984, vemos como La Piedra de los Deseos convierte a Maxwell Lord en el hombre más poderoso del mundo porque puede hacer realidad todo aquello que le pidan y que él pida… Aunque el precio a pagar es demasiado alto. Diana encontrará de nuevo a su viejo amor, Steve y tendrá que salvar a su amiga Bárbara Minerva ahora convertida en Cheetah y al mismísimo Maxwell Lord y al mundo entero del caos absoluto y la devastación total.
Una película muy interesante y muy refrescante para olvidarse del calor reinante en Madrid durante un par de horas. Por otra parte ver a Gal Gadot luciendo de nuevo en pantalla como Diana Prince es sencillamente genial, porque Gal es Diana, no hay más.
A Wonder Woman la hemos visto en Batman V Superman: El amanecer de la Justicia, Liga de la Justicia y La Liga de la Justicia, la versión de Zack Snyder. Parece que Patty Jenkins está ya preparando la nueva secuela de la mujer maravilla, diré una vez más que me gustaría que Warner restaurase el “Snyderverso” y más teniendo en cuenta el éxito arrollador en todo el mundo de algo que era impensable, la versión restaurada de La Liga de la Justicia.

Por lo demás, recomendar la visión de la serie “Teen Titans” en Netflix, en la que una de las amazonas tiene un papel estelar y las películas animadas de DC. Si en las películas de “acción real” ella es Gal Gadot, en animación, su voz en el original es Rosario Dawson y en castellano, podemos escuchar a la gran Ana María Marí, que borda el personaje en nuestro idioma.
A Gal Gadot le presta su voz en castellano la actriz y locutora Sarah Dahan y nos gusta su trabajo porque le da un toque muy personal, dulce y bonito al personaje que nos hace cerrar los ojos y soñar verla ¿tal vez? Caminando rutilante entre las tiendas más elegantes y “fashion” de la Quinta a la Novena Avenida y desde la Calle 34 a la Calle 42 de Nueva York.
El Cine es la gran fábrica de los sueños, con ese lugar mítico que es Hollywood. Los cómics se han convertido en una fuente de inspiración de grandes películas, algunas muy buenas y otras quizá no tanto, pero yo te recomiendo una y otra cosa para aliviar en la mejor compañía los rigores veraniegos y soñar con grandes aventuras llenas de emoción, aventuras y finales felices, esos finales felices que saben a besos apasionados, a abrazos llenos de ternura, a palomitas, a refrescos, a familia, a cariño y a manos que se encuentran para decirse lo mucho que se quieren mientras una gran sonrisa lo ilumina todo.
Ya sabes que amar el cine es amar la vida y aquí en el rincón del Séptimo Arte en La Tribuna de Madrid Norte, amamos la vida, amamos el cine y nos encanta darte las gracias por llegar hasta nuestro particular final feliz una vez más.

 

 

 

Anuncios